Control químico de Insectos en granos almacenados

Para garantizar la disponibilidad de granos (cereales, leguminosas) y semillas, en calidad y cantidad durante todo el año, es necesario su adecuado almacenamiento y conservación.

El almacenamiento corresponde a la concentración de la producción en lugares estratégicamente seleccionados y la conservación implica proporcionar a los productos almacenados, condiciones para que no sean atacados por las plagas, enfermedades o factores medio ambientales (como humedad), para evitar pérdidas económicas al verse afectada la calidad y/o peso de los granos.

Los insectos plaga podemos diferenciarlos por el tipo de daño que producen en los granos almacenados:
Infestación Primaria: Los insectos plagas (insectos y arácnidos) atacan a los granos sanos, produciendo daño por la presencia del aparato masticatorio. Al completar su ciclo dejan los granos picados, permitiendo la entrada de plagas secundarias. Entre los insectos de infestación primaria encontramos a Sitophilus spp., Acantoscelides obtectus say, Sitotroga cerealella oliv. y Ryzopertha dominica.

Infestación Secundaria: Estos insectos plagas atacan los granos, productos y subproductos de la molienda y granos procesados dañados por insectos de infestación primaria (aquellos que tienen aparato masticatorio). Dentro de esta categoría podemos mencionar a Oryzaephilus surinamensis, Cryptolestes pusillusch y Cryptolestes ferrugineus, Tribolium castaneum, Tribolium confusum, Tenebrio obscurus, Tenebroides mauritanicus, Anagasta kuehniella zell y Plodia interpunctella.
Para lograr un óptimo resultado en la prevención y/o control de los insectos plagas que atacan a este tipo de producción es necesario considerar un Manejo Integrado de Plagas (MIP), en el cual se debe considerar:

> Continúa en Pág. 2