Enfermedades transmitidas por los Roedores

Los roedores pueden transmitir enfermedades de forma directa, por sus heces, saliva, orina o mordedura, o en forma indirecta a través de vectores como garrapatas y pulgas (Xenopsylla cheopis, Ctenocephalides felis).

¿Cómo puedo contagiarme de una enfermedad transmitida por roedores?
• Por inhalación o contacto directo con secreciones de roedores (orina, heces, saliva).
• Al entrar en contacto con roedores infectados, por ejemplo los agricultores, turistas, otros.
• Por mordeduras o arañazos de roedores.
• Por ingerir alimentos o agua contaminada.
• Por contacto con algún ectoparásito (garrapatas, pulgas, ácaros, piojos) infectados que puedan haber estado en contacto con roedores.
• Perros, gatos y zorros que al alimentarse de roedores pueden contagiarse de parásitos como la tenia (Taenia sp.) que puede transmitirse a humanos.
Entre las principales enfermedades transmitidas por roedores se encuentran:

Hantavirus: El virus, presente en la orina, la saliva y heces del animal, se transmite al humano por ingestión de material contaminado o inhalación de partículas aerosolizadas. Los síntomas iniciales son dolores musculares y fiebre. Es una enfermedad que puede ser mortal. En Chile, es transmitido únicamente por Olygoryzomis longicaudatus o ratón de cola larga.

Leptospirosis: Enfermedad producida por la bacteria Leptospira interrogans. Se transmite por la orina de las ratas, también con la heces y orina de perros y vacas. Los humanos pueden contagiarse por contacto directo con orina u otros fluidos corporales (excepto saliva) de animales infectados, contacto con suelo, agua o comida contaminados con orina de animales infectados. El cuadro clínico que se presenta es similar a una gripe con fiebre alta, escalofríos, sudoración, dolores de cabeza, dolores musculares y en la región lumbar.


> Continúa en Pág. 2