Su Pozo Séptico, está de Vacaciones?

Los pozos sépticos tienen según diseño una vida útil, la que se ve acortada por el inadecuado manejo que se les da. El empleo de cloro y otros desinfectantes, además del uso de soda cáustica o ácido muriático para destapar las cañerías, implican la muerte de las bacterias benéficas que además son productoras de las enzimas necesarias para la estabilidad y correcto funcionamiento de un pozo séptico.

Los pozos sépticos que están colmatados (llenos) comienzan a dar mal olor (olor a huevo podrido), muchas veces se rebalsan y se vuelven impermeables. Cuando se encuentra en estas condiciones, deben ser tratados con Bioseptic para restaurar su flora microbiana además de aportar en forma inmediata enzimas activas.

Beneficios del uso de Bioseptic:

• Degrada la materia orgánica en suspensión rápidamente.

• Degrada materias como grasas, proteína y desechos vegetales.

• Previene la formación de la capa de grasa en la superficie del pozo.

• Previene los malos olores.

• Mantiene activo el drenaje natural eliminando la saturación de las paredes y el fondo del pozo, permitiendo que el líquido nutriente fluya a través del terreno circundante.


> Continúa en Pág. 2